Heladitos de leche de coco con compota de frutas especiadas. 0% azúcar

Los heladitos caseros se han convertido en una merienda obligada en mi casa. Y es que además de ricos y fáciles de hacer, son súper sanos. Lo  rústico de la forma, las combinaciones de sabores  y la textura mas de granizado, le dan un no se que, que, que se yo 

En este caso las frutas que usé, tanto la fresa (25 IG) como el durazno (41 IG), elevan de manera moderada los niveles de azúcar en el organismo; lo que las hace ideales para ser consumidas por todos aquellos  que deben cuidar sus niveles de glucosa e insulina en sangre.

 Ingredientes:

1 coco grande  ( 2 tazas de coco en trozos)

2 duraznos o melocotones

200 gr de fresas

3 hojas de menta

2 hojas de albahaca

Jengibre fresco al gusto

1 cucharadita de vainilla

Endulzante ( estevia, sucralosa, xylitol)

3 tazas de agua caliente

Agua, cantidad necesaria

 

Suministros:

Vasos plásticos o moldes para helado

Paletas de madera

 

Preparación:

            Sacarle el agua al coco, meterlo a horno muy caliente por 8 minutos. Partirlo y retirar la carne del mismo. Eliminar la piel del coco con un pelador de papas, trocear en cubos pequeños y llevar a la licuadora. Agregar 3 tazas de agua bien caliente a la licuadora y dejar reposar junto con el coco por 10 minutos. Luego de pasado el tiempo, se licua muy bien; por varios minutos, hasta que la leche esté homogénea. Se cuela con la ayuda de un colador de tela para café o una gasa para cocina. Se reservan tanto la leche como el residuo molido del coco. A la leche se le incorpora 1 cucharadita de vainilla y 2 cucharadas de endulzante.

 En una sartén a fuego bajo, con una cucharadita de aceite, se ponen a cocinar los dos duraznos o melocotones picados en gajos, junto con un poco de ralladura de jenjibre. A medida que se van cocinando se va agregando una cucharada de agua por vez, para que los duraznos siempre estén hidratados y no se quemen. Se mantienen tapados y vigilamos que no se sequen o quemen. Cuando ya los vemos bastante blandos y melosos, agregamos la menta y  la albahaca, picada muy finamente. Agregamos un par de cucharadas de agua y dejamos cocinar 1 minuto mas.  Vertemos los duraznos en un mixer y los procesamos hasta obtener una compota. Si vemos que está muy gruesa, agregamos 1 o 2 cucharadas de agua para aligerarla un poquito.

 En la misma sartén, a fuego bajo y con tapa,  vamos a colocar las fresas cortadas con 1 cucharada de edulcorante y 1 cucharada de agua. Igualmente mantenemos vigiladas las fresas que se van a ir cocinando, desintegrando y soltando su propio líquido. Una vez que vemos que ya están blandas y un tanto desechas; las retiramos del fuego y las procesamos con un mixer para obtener una compota de fresas.

Para ensamblar los heladitos, dejamos que las preparaciones se enfríen un poco y procedemos al llenado de los vasitos o moldes para helados. Primero colocamos la compota de duraznos y jengibre, luego con cuidado agregamos la fresa, siempre tratando de que no se mezclen las capas de frutas; y por último vertemos la leche de coco, a la cual le hemos agregado 4 cucharadas de el residuo de coco molido; para que a la hora de morder el heladito, este tenga textura de coco.

 helado - copiaedited

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s