Mi versión de huevos rancheros

Hola!!!! unos cuantos días sin aparecer por acá; pero estoy haciendo mi primer recetario, siiiiiiiiiiiii!!!!!!, que será de postres saludables, y es una tarea que toma bastante tiempo…. en la mayoría de los casos creo  la receta desde cero y en otros,  hago adaptaciones de postres ya conocidos por todos,  para que tengan menos grasas, o las que contengan sean saludables; mas nutrientes, contengan fibra, sean cero azúcar, y sigan siendo ricas!!! uffff de verdad es trabajo…. y luego, como todo en la vida, ensayarlas hasta que salgan bien. Pero ahí voy, avanzando paso a paso.

Pero hoy les traigo una receta que siempre queda bien, como dicen por ahí: “resultona”, es super fácil y económica y para mí es parte de los sabores de mi infancia. Me inspiré en los huevos rancheros que me hacía mi mamá y les dí un poco de mi toque personal. Y es que en realidad estos huevos rancheros no son exactamente como la receta original mexicana, pero como mi mama así los llamaba, pues yo igualmente les sigo diciendo de la misma manera. Así que queridos mexicanos, no se me ofendan, sus huevos rancheros son PADRISIMOS!!!! pero estos eran los que a la venezolana, me hacia mi mami.

Yo los hago con hierbas frescas y que la yema quede cremosa y untuosa. A veces me provoca colocarles algo de queso rallado por encima y otras los hago tal como los ven en las fotos

Los pueden comer con tortillas de maíz, arroz blanco o polenta de harina de maíz amarillo, que es la que he preparado yo en esta oportunidad para acompañarlos

 

RECETA

Ingredientes

  • 2 huevos
  • Puré, pasta o pasata de tomate ( la de frasco es perfecta y rápida…)
  • 2 dientes de ajo (en Venezuela los ajos son muy pequeños, si el diente es muy grande, pues solo uno)
  • Chile picante seco en hojuelas (una o dos hojuelitas)
  • Sal gruesa y pimienta negra recién molida
  • Orégano y tomillo frescos
  • Pimiento dulce en polvo
  • una pizca de miel o estevia, para equilibrar la acidez del tomate
  • aceite

Preparación

  1. Primero condimentar la salsa base de los huevos, agregando al puré de tomate un poco de pimiento dulce seco en polvo, sal, el ajo y las hojuelas de chile previamente hecho crema en un mortero con un poco de aceite (el que usen normalmente) y el toque de miel o la pizca de estevia para neutralizar la acidez del tomate. Los condimentos son al gusto de cada quien, si les gusta muy o poco condimentada,  pues agregan mas o menos cantidad de especias.
  2. Una vez lista nuestra salsa base, en una sarten que no pegue, vamos a engrasarla ligeramente con ayuda de una servilleta, y a cubrir todo el fondo con nuestra salsa.
  3. Cascamos los huevos de manera individual y los colocamos uno a uno con mucho cuidado sobre la salsa. Los condimentamos por encima con unos granos de sal gruesa, y un poco de pimienta recién molida. Si vamos a colocar algún tipo de queso, se le espolvorea en este momento.
  4. llevamos nuestra sarten a fuego bajo y tapada y vamos vigilando el punto de cocción de los huevos. Una vez que obtenemos el punto deseado, retiramos y bañamos por encima con las hierbas frescas.

Y están listos para disfrutarlos en un desayuno de fin de semana, o una cena rápida, rica, proteica y saludable.

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.